Las Mil Historias: Historias sencillas, cotidianas o grandes historias, pero contadas en pocas lineas.

jueves, 9 de abril de 2020

La guerra de las corrientes


Así podemos llamar, la guerra de las corrientes,  la que mantuvieron Thomas Alva Edison, inventor de  la corriente continua y Nikola Tesla, creador  de la corriente alterna.
La guerra se inició cuando los dos pretendían  demostrar que su sistema era mejor que el otro para la distribución de la electricidad en las ciudades, dándose además la circunstancia que  Tesla  había trabajado  para la Edison Machine Works como ingeniero eléctrico.
Cuando el gobierno americano estaba intentando otorgar la energía  para la recién instaurada silla eléctrica Edison dejó que fuera a Tesla y a la  corriente alterna al que se le adjudicase, pensando que eso lo descreditaría, al ser una electricidad que mataba personas, pero  la táctica no funcionó, porque nadie lo  tuvo en cuenta, a lo mejor, por  interés.

miércoles, 8 de abril de 2020

D’artagnan existió

Estatua de D'artagnan en París
El famoso mosquetero D’artagnan además de un personaje de las obras de Alejandro Dumas, Los tres mosqueteros, existió en la realidad, aunque no en la época que el escritor lo sitúa, sino que fue un mosquetero de Luis XIII, el rey Sol.
Su verdadero nombre era Charles de Batz de Castelmore, conde de D’artagnan y formó parte el año 1640 de la primera compañía de mosqueteros creadas por el rey Sol.
Sobre este personaje, escribió Gatien de Courtilz un libro titulado Memorias de D’artagnan, y en este libro es de donde se inspiró Alejandro Dumas para el personaje del mosquetero de la reina de Francia, Ana de Austria, junto a sus compañeros Athos, Porthos y Aramis, que también existieron en la realidad, aunque en diferentes épocas sin llegar a conocerse, a pesar de que Dumas los sitúe juntos.
El conde de D’artagnan murió del 25 de junio de 1673 durante el asedio de la ciudad holandesa de Maastricht.
Los otros protagonistas de las novelas de Dumas también están sacado de la realidad, Athos, fue el mosquetero Armand Athos, muerto en combate en 1643. Aramis, era el mosquetero y sacerdote Henri d'Aramitz y por último Portho fue otro mosquetero llamado  Isaac de Porthau, nacido en 1612 y fallecido en 1712.

martes, 7 de abril de 2020

El que fue de Sevilla, perdió su silla

Alonso  Fonseca Acevedo
Muchas veces hemos oído la frase El que fue a Sevilla, perdió su silla.
La historia tiene un fondo real ya que se basa en cuando en tiempo del rey de Castilla, Enrique IV. En esa época era arzobispo de Sevilla, Alonso de Fonseca, y se nombró arzobispo de Santiago de Compostela a un sobrino de este, Alonso Fonseca Alonso.
Como Galicia estaba  un poco revuelta y el sobrino metido en  medio de la trifulca, pidió al tío que se hiciese cargo de Santiago de Compostela y él se quedaría en Sevilla, pero he aquí que cuando se consiguió apaciguar el arzobispado gallego le dijo al sobrino que le dejara el sevillano, y debe ser aquí cuando el sobrino, si no lo dijo, por lo menos debió pensar aquello de  El que se  fue de Sevilla, perdió su silla, porque se negó a entregarle el arzobispado al tío y hubo de recurrir a un  mandamiento del  Papa, al duque de Medina Sidonia e incluso del rey castellano, o al ahorcamiento de algunos de sus partidarios,  para ceder el arzobispado de Sevilla a su tío.

jueves, 2 de abril de 2020

Toda la vida queriendo ser rey


Era el día 10 de octubre del año 1846 cuando Isabel y Luisa Fernanda, que eran las hijas del rey Fernando VII,  contraían matrimonio respectivamente con Francisco de Asís Borbón y Antonio de Orleans, hermano del rey francés Luis Felipe. Pero no crean que era una boda en  con las parejas llegaran a congeniar.
El francés duque de Montpensier nunca se  privó en decir que lo que aspiraba era al trono de su cuñada, Isabel II.
Durante casi toda su vida, por lo menos desde que se casó con la hermana de la reina, conspiró contra su cuñada y así en 1868 fue uno  de los que financió con seis millones de pesetas la llamada Revolución Gloriosa, que no era otra cosa que un golpe de Estado encabezado por los generales Prim y Topete, que acabo con el reinado de Isabel II, que tuvo que exiliarse a Francia, aunque no por ello llegase a convertirse en rey de España y el elegido por votación para convertirse en rey de España fue Amadeo de Saboya.
Sin embargo la que si llegó a convertirse en reina de España fue su hija María de las Mercedes, que se casó el año 1878 con su primo el rey Alfonso XII, aunque el matrimonio duró muy poco al morir María de las Mercedes.
Un hermano de María de las Mercedes también estuvo casado con una hermana del rey, con  la infanta Eulalia, aunque el matrimonio duró un suspiro y  terminaron divorciándose, siendo la primera infanta de España divorciada.

miércoles, 1 de abril de 2020

La Ópera Don Carlo


Seguramente alguna vez habrá oído hablar de la ópera Don Darlo, escrita nada más y nada menos que por Giuseppe Verdi, como encargo para ser estrenada en la Exposición de Universal de París del  año 1867.
Esta obra está basada en el relato que escribió el poeta alemán Friedrich Schiller, y  el protagonista es el infante don Carlos, hijo del rey  Felipe II, al que convirtió en héroe romántico que murió por no doblegarse al poder establecido, cuando en realidad era un enfermo mental al que pintaron  con una historia de amor con su madrasta, la esposa de Felipe II, Isabel de Valois.
La realidad es que Isabel,  una niña de 13 años se casó con Felipe II, que tenía 20 años más que ella, casada por intereses políticos entre España y Francia, que ya antes había sido novia del infante Carlos, cuando eran unos niños.
Isabel Valois falleció a la edad de 22 años, del parto de su quinta hija, que también murió en el  mismo.

martes, 31 de marzo de 2020

El viaje de Juana la Loca

Se cuenta que en uno de los viajes hicieron para volver de Flandes a España, Juana la Loca y Felipe el Hermoso, se desató un gran temporal que estuvo a punto de hundir el barco.
Se cuenta que Felipe, que era muy miedoso se encontraba con el temporal descompuesto, creyendo que peligraba su vida, y cuando se lo comentó a Juana, esta sólo fue capaz de contestarle:
No debes preocuparte. ¿Es que acaso se conoce a algún monarca que haya muerto ahogado?.
En este viaje, que comenzó el 8 de enero del año 1506, Juana la Loca ya daba muestra de unos celos enfermizos, que terminarían con ella encerrada. El grupo de damas de la corte que los acompañaban tuvieron que ser embarcadas a escondidas, ya que la reina Juana se negó a montarse en el barco si había otras mujeres en la comitiva y Felipe no quería llegar a España con su mujer sin acompañantes de la corte.

domingo, 29 de marzo de 2020

El rey que creía que el café era mortal

El rey Gustavo III de Suecia, que nació en Estocolmo el 24 de enero de 1746 y falleció el 29 de marzo de 1792, gobernando el país desde el 12 de febrero de 1771, parece ser que estaba totalmente convencido de que tomar café de un modo continuado era un veneno. Tan convencido estaba de este hecho que decidió demostrar la toxicidad del producto condenando a un asesino a tomar café todos los días y a otro lo indultó con la condición de que bebiese a diario café.
Incluso nombró una comisión de médicos que serían los que seguirían el experimento para dar fe de los resultados, cosa que no pudo suceder porque el primero en morir fue el médico encargado de vigilar el cumplimiento del experimento, diez años después, en 1792 murió el rey, asesinado por un disidente llamado Jacob Johan Anckarström y el último en morir fue el preso, que acabó siendo indultado y falleció a la edad de 83 años por causas perfectamente naturales y parece ser que nunca dejó de tomar café.