Las Mil Historias: Historias sencillas, cotidianas o grandes historias, pero contadas en pocas lineas.

lunes, 26 de julio de 2010

Los dos Alfonso XII

En la historia de España han existido dos reyes con el nombre de Alfonso XII, bueno podemos decir que un rey y medio porque el primero de ellos no llegó a serlo oficialmente y sólo una parte de la corte castellana lo nombró como tal, y de ahí que el hijo de Isabel II cuando llegó al trono volviese a llevar la misma numeración en su nombre.
El primer Alfonso XII lo fue solo de Castilla y por eso no aparece en la cronología oficial, que sólo se siguió con los que fueron reyes de Castilla y León. Me estoy refiriendo a Alfonso de Trastámara, hijo de Juan II e Isabel de Portugal, medio hermano del rey Enrique IV de Castilla y hermano de Isabel la Católica.
Una muy importante parte de la nobleza castellana estaba bastante descontenta con el rey Enrique IV y el año 1465, cuando contaba Alfonso sólo 12 años, las Cortes se reúnen en Ávila y deciden derrocar a Enrique y proclamar a Alfonso como rey y lo hicieron en lo que se ha dado en llamar como “la farsa de Ávila”.
El 5 de junio de 1565 se reunieron en Ávila el arzobispo de Toledo, el marqués de Villena, el conde de Plasencia, el conde de Benavente y otros nobles castellanos que sobre un tablado en medio de la calle colocaron no al rey, sino una estatua de madera de Enrique IV y uno a uno fueron quitando los elementos reales hasta dejarlo despojado de las dignidades y acabar la estatua arrojada al suelo se cuenta que al grito de “¡A tierra puto!”.
El final de la ceremonia fue el nombramiento del Alfonso, que también se encontraba presente, al grito de “Castilla, por el rey don Alfonso”.
Pero claro, como era de esperar aquí no acabaron los problemas, porque Enrique no estaba dispuesto a quedarse quietecito, como tampoco lo estuvieron su hija Juana la Beltraneja y su medio hermana Isabel la Católica, aunque el reinado de Alfonso XII acabó tres años después el 5 de julio de 1468 con su muerte, pero rencillas las sucesorias continuaron, aunque eso es otra historia.

No hay comentarios: