Las Mil Historias: Historias sencillas, cotidianas o grandes historias, pero contadas en pocas lineas.

domingo, 15 de octubre de 2006

La espada de Damocles

Según cuentan Horacio en una de sus Odas y Cicerón, en sus Tusculanas, Damocles era cortesano de Dionisio I, El Viejo, en el siglo IV, AC, tirano de Siracusa, a quien envidiaba por su vida aparentemente afortunada y cómoda.
El rey, con el propósito de escarmentarlo, decidió que Damocles lo sustituyera durante un festín, pero para ello dispuso que sobre su cabeza pendiera una afilada espada desnuda suspendida de una crin de caballo.
- Este es tu sitio -dijo el rey , indicándole el punto exacto que caía debajo de la espada.
Damocles, aterrorizado, no se atrevió a rehusar. Ocupó el fatídico lugar y se puede imaginar pasó toda la comida en angustiado sobresalto.
Dionisio le observaba malignamente de reojo, y sólo al final de la comida le dijo.
- ¿Lo has comprobado? Pues en eso consiste la grandeza de los hombres de mi rango. De esta manera, Damocles pudo comprender lo efímero e inestable de la prosperidad y del lujoso modo de vivir del monarca.
La frase La Espada de Damocles se utiliza desde hace mucho tiempo, para expresar la presencia de un peligro inminente o de una amenaza detrás de una apariencia afortunada o cómoda.

No hay comentarios: