Las Mil Historias: Historias sencillas, cotidianas o grandes historias, pero contadas en pocas lineas.

miércoles, 23 de enero de 2008

El trabajo de los menores

Aunque ahora nos pueda parecer una verdadera barbaridad, no fue hasta el 13 de mayo del año 1900 cundo las Cortes aprueban una ley que había sido remitida por el ministerio de Gobernación por la que se prohíbe trabajar a los menores de edad de ambos sexos mientras que no cumplan los diez años, con el deseo de que esta disposición se resolviera la penosa situación laboral que sufrían los menores.
Después de esta ley en los trabajos se admitían a los mayores de diez años y menores de catorce siempre que los tiempos no excedieran de seis horas al día en la industria, ni ocho en los comercios, siendo los descansos en los dos casos nunca inferiores a una hora.
Los menores en ningún caso podían hacer trabajos nocturnos, ni en subterráneos, de manipulación, de productos inflamables o insalubres y de limpieza de motores mientras estaba en funcionamiento la maquinaria.
Otros trabajos que estaban prohibidos eran los de impresión, grabados u otros que pudieran perjudicar a su moral.

No hay comentarios: