Las Mil Historias: Historias sencillas, cotidianas o grandes historias, pero contadas en pocas lineas.

domingo, 5 de febrero de 2017

El mayor desastre en un estadio

El emperador Tiberio, que lo fue Imperio romano desde año 14 hasta su muerte, hasta el año 37, en que falleció, prohibió durante años los juegos de gladiadores, cosa que se hizo varias veces y por varios gobernantes romanos. Cuando esta vez se levantó la prohibición, como es normal después de la interrupción el público acudía en masa a los primeros espectáculos.
Un liberto llamado Atilio pensó aprovechar la situación y decidió construir un anfiteatro de madera en Fidene; claro que Atilio no era un gran empresario y tenía pocos caudales, por lo que resolvió ahorrarse todo lo que pudiera en la construcción del anfiteatro, sin poner en condiciones los cimientos y sin hacerlo en condiciones.
El anfiteatro construido era bastante grande, ya que Atilio pensaba dar el pelotazo económico con las entradas, pero cuando unos 50.000 romanos acudieron a unos juegos que llamaron fiesta de gladiadores, el anfiteatro se desmoronó y ocasionó numerosos heridos y más de 20.000 romanos. Se puede considerar que ha sido el peor desastre ocurrido en un estadio en toda la historia.

No hay comentarios: