Las Mil Historias: Historias sencillas, cotidianas o grandes historias, pero contadas en pocas lineas.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Origen de los polvorones

En Sanlúcar de Barrameda existe una de las fabricas de productos navideños más importantes de España, LaRondeña, pero el origen de los polvorones y mantecados parece que se remonta ya al siglo XVI en un convento de Estepa, el Convento de Santa Clara, donde comenzaron a elaborarse estos dulces contando con recetas antiguas, e incluso se cuenta que en algún momento llegaron a tener confiteros para ayudarle en la elaboración.
También se cuenta que las primeras comercializaciones se hicieron ya en el siglo XIX en Estepa, por una mujer llamada Filomena Micaela Ruiz, que es la que le dio la textura y acabado para que se pudiera conservar más tiempo frescos
¿Quién era La Colchona?.
Filomena Micaela Ruiz, la Colchona, nació en Estepa el año 1821. Su marido era un corsario que hacía los viajes de Estepa hasta
Córdoba y en sus transportes llevaba entre otras cosas polvorones de la ciudad, pero tenían el problema que se estropeaban bastante pronto, pero a la Colchona se le ocurrió la idea de resecarlos, porque durarían mas sin estropearse
Unos años después todos empezaron a hacer los polvorones y mantecados de la misma forma, creándose en Estepa las primeras fábricas.

Micaela falleció el año 1904, a los 83 años.


Postales del Aguinaldo
El aguinaldo era, y digo era porque ya casi se ha perdido, una gratificación que se dada a una persona por Navidad, generalmente algunas personas con las que se tenía un trato habitual en la prestación de un servicio.
Estas personas tenían la costumbre de agradecer o recordar el aguinaldo con una tarjeta postal, que existían para todos los oficios y de todas las profesiones.

Durante este mes de diciembre además de mostrar algunas tradiciones navideñas, algunas de ellas ya perdidas, cada día os pondré algunas de esas tarjetas navideñas con las que nuestros antepasados solían felicitar la Navidad y de camino pedir el aguinaldo.

No hay comentarios: