Las Mil Historias: Historias sencillas, cotidianas o grandes historias, pero contadas en pocas lineas.

domingo, 15 de enero de 2017

Los partos de la reina

Se cuenta que en la época de los reyes Católicos existía costumbre de que los partos reales fuesen presenciados por testigos de la nobleza. Parece ser que esta costumbre venía del tiempo del rey Pedro I el Cruel, en que la madre fue acusada de pasar a otro niño por el suyo, y para evitar que eso sucediera se acordó que hubiese en el parto algunas personas que fuesen testigos.

Cuando llegó la hora del parto de Isabel la Católica, que tuvo cinco hijos, la reina no se negó a la asistencia de los testigos, pero si pidió que se le tapase la cara con un paño, no queda claro si por la vergüenza a que la vieran, porque la verdad es que no debía ser muy agradable estar pariendo y tener un coliseo de gente alrededor, aunque fuesen los nobles de su corte.

No hay comentarios: