Las Mil Historias: Historias sencillas, cotidianas o grandes historias, pero contadas en pocas lineas.

viernes, 8 de diciembre de 2017

El celibato de los curas

Benedicto VIII
No piensen que el celibato en los curas ha sido algo de toda la  vida, ni desde que se fundó la iglesia católica.
Hasta el año 1022 los curas, obispos y papas podían casarse o tener amantes e hijos, que fueron más de uno los que los tuvieron.
El 28 de diciembre del año 1022, convocados por el papa Benedicto VIII, comenzó el Sínodo de Pavía.
Fue en este sínodo donde se impuso  el celibato a los sacerdotes, pero no sólo el celibato como que no hubiese matrimonio, que además estaba la prohibición de que tuvieran amantes, cosa que la mayoría de las veces no se cumplía.
Lo del celibato no era una cosa nueva, sino que la iglesia estaba empeñada en esto desde mucho antes, pero no cuajaba, sobre todo porque casi todos estaban bastante implicados.
¿Cuál era la razón más importante para que se impusiese el celibato?.
La explicación, aunque no lo pueda parecer, era de las más importantes que podemos encontrar, que es la económica, ya que si los sacerdotes se casaban y tenían hijos las herencias pasaban a las familias y la iglesia se queda a dos velas. Como vemos, una razón de peso.
¿Qué hacer con los que ya estaban casados y con hijos?.
Todos los hijos que hubieran tenido los sacerdotes hasta ese momento, pasaban así de un plumazo a ser siervos de la iglesia y así todo quedaba en casa.

No hay comentarios: